mayo 14, 2006

¿Qué es tener Buena "Calidad de Vida" Individual?

¿Reflexiona cómo es....
tu Calidad de Vida Individual?
ó potencial de TENER felicidad personal

Detecta cuales son tus áreas de oportunidad y de crecimiento
La “Buena Calidad de Vida Individual” produce felicidad
Para lograr CALIDAD DE VIDA se necesitan equilibrar tres diferentes áreas:
1. Lo que somos
Nuestra persona física - Nuestro cuerpo, salud, aspecto personal, seguridad, hábitos...
Nuestra mente - Tema relacionado con nuestros pensamientos, actitudes, sentimientos...
Nuestro espíritu - Valores personales, esperanzas y proyectos, desarrollo intelectual...
2. Lo que tenemos
Donde vivimos - Nuestro hogar, residencia, entorno, medio ambiente, respeto a la vida...
Nuestras posesiones - Nuestro patrimonio, posesiones, bienes materiales, conocimientos... Relaciones personales - Familia cercana, amigos, conocidos, compañeros...
3. Lo que hacemos
Ocupaciones - Sobre nuestro empleo y trabajo, patrimonio, pasatiempos (hobby)...
Diversiones - Relacionado con nuestros tiempos de ocio, diversión, esparcimiento...
Crecimiento personal - Este tema está refelacionado con nuestros estudios, capacitación...
Nuestra experiencia - Nuestra experiencia ocupacional, vivencial...
Lo que damos - Lo ofrecemos, sea en especie o en amor...

"Calidad de Vida" usualmente se relaciona con lo externo, con lo que se llama "Calidad Urbana" o sea, el llamado "Bienestar Social", las ventajas de las grandes urbes, lo que ellas o sus países ofrecen en temas relacionados con: Su comunidad, la seguridad pública, los servicios municipales, los niveles de ruido, las facilidades de tráfico y transporte, el sistema escolar, sus indicadores económicos (ingreso per capita), niveles de empleo y desempleo, etc., etc.. o sea relacionada con las ventajas para de vivir bien en ellas, es decir, lo que las ciudades o países hacen para atraer individuos hacia su comunidad.


En cambio, la "Buena Calidad de Vida Individual" se refiera a un estado interno de cada persona, es el estado único, propio y especial que tenemos cada uno, sobre lo que es nuestra propia vida, algo que nace de nuestras profundas percepciones y nyuestros pensamientos, y que llega y se realiza en como es nuestra actuación. Sea en estado de salud o de enfermedad, en la bonanza o en la tempestad, en la prosperidad o en la pobreza. Depende de nuestro grado de sensibilidad sobre la existencia en general, sobre lo que pensamos de nuestra propia persona y nuestro cuerpo, lo que representan nuestras pertenencias y posesiones y, sobre todo, como percibimos nuestra actuación, y si podemos o no guardar un sano equilibrio entre esos elementos. Es decir la congruencia que exista entre ellos, entre lo que pensemos, lo que somos y lo que tenemos, dentro de cada circunstancia que vivimos y con los recursos a nuestro alcance.


La "Buena Calidad de Vida Individual" se da en el propio significado que cada uno damos y percibimos de lo que es nuestro bienestar y aquello que pensemos que es la felicidad en cada diferente momento de la vida. Cuyo grado es diferente y a la medida en que cada persona, ya sea que perciba o no equilibrio entre su manera de ser, su forma de pensar y su manera de actuar, sea consigo mismo y con su entorno, dentro de las propias condiciones de vida se tengan, sean éstas económicas, de salud, de edad, de sexo, de capacidad intelectual, etc., así como en razón, de la propia forma y manera de ser y del grado de interés que tengamos para disfrutar, o no, de la vida.

Ahora bien, siendo la "Buena Calidad de Vida Individual" un estado propio y exclusivo de cada persona, dentro de su propio, un complejo e individual sistema de pensar y de actuar, y se combina además con la diversidad de los otros y con aquella que nos presenta el mundo en que vivimos, por lo cual resulta una tarea imposible dimensionarla o compararla. O sea, determinar que es, o que no es, tener una "Buena Calidad de Vida Individual", enjuiciar si ella está bien o si está mal, en que punto puede ser aceptable, o no serlo. Ello es algo ciertamente muy individual, ya que tal juicio o determinación estará en función de nuestras propias valoraciones.

Pero sí que podemos tratar de medir que tan lejos estamos de lo que es nuestro "ideal" personal y básicamente determinar las diferencias que existen entre como es que pensamos que sería un estado de felicidad ideal, y compararlo contra la forma en como usualmente nosotros actuamos. Y en base a ello, seguramente que podremos conseguir algunas pautas para disminuir, en lo posible, las diferencias o brechas existentes para alcanzar mayores grados de felicidad verdadera. PODEMOS producir cambios benéficos en nosotros mismos, si conocemos los puntos fundamentales de nuestro pensamiento, sobre lo que consideramos que es felicidad, en que es en lo que lo basamos y desde luego como es que actuamos, en este ejercicio podremos conservar lo positivo, reforzar lo débil y conseguir lo que nos falte.

1 comentario:

Erica A.E. dijo...

Hola, estoy preparando un blog relacionado con la calidad de vida y el equilibrio personal. Me ha gustado mucho esta publicación y si me lo permites utilizare alguna de tus ideas para mi presentación. Aunque aun no esta preparado del todo, porque aun estoy recopilando información, les invito a que en unas semanas (cuando este más preparados) lo visiten.
Enhorabuena por el articulo.

 
http://www.goear.com/files/external.swf?file=aef97f6" type="application/x-shockwave-flash" wmode="transparent" quality="high" width="353" height="132">