junio 09, 2006

El verdadero significado de TRASCENDER


En búsqueda de descubrir lo bueno...

Antecedentes y definiciones
Para explicar mejor nuestra idea tomaremos una de las acepciones que nos dice que TRASCENDER “es el efecto de ir más allá, divulgando o saliendo de cierto ámbito, o límite, para que de manera extendida se comuniquen ciertos efectos a otras cosas, y les produzca consecuencias”.

Poéticamente TRASCENDER también se nos muestra como una palabra explicativa para definir lo que es difundir un olor, haciendo que un sutil vapor se propague en el ambiente y llegue a otros seres, inundándolos con su aroma. Es el exhalar un olor vivo, que se extienda a distancia. Descubriendo así mediante su olor, a alguna cosa, que estando oculta, se descubra porque aquello que produce, y por lo tanto, empezará ese “algo” a dar verdaderamente parte de sí misma, y así será conocido, y reconocido, sabido y divulgado, y todo por el por efecto de su propio olor. Ojalá que aquello que podamos trasmitir nosotros, nuestro olor, sea siempre agradable...

Ambos significados, se refuerzan y serán valiosos para nuestra exposición, ya los dos que dicen que TRASCENDER significa ir más allá. Es traspasar límites, penetrando y divulgando algo que estando oculto, para que se haga conocido y de esa manera al conocerlo, observarlo y disfrutarlo.
Nuestro futuro efecto de nuestra actividad cotidiana
Por otro lado también es cierto que nuestro futuro, estará, sin lugar a dudas, influenciado, inducido y condicionado por las causas previas a él mismo. Sabemos que hay muchas energías potenciales que residen en las profundidades de la vida, que son razones, de causa y efecto, y que aunque se mantengan escondidas (latentes) hoy, pues inexorablemente se manifestarán en el futuro, como razones de nuestras acciones, mentales (pensamientos), verbales (palabras) y físicas (acciones). Y es así, que los pasos que demos con nuestros pensamientos, palabras y acciones voluntarias, determinarán nuestra tendencia, la que tendrá el mismo sentido que tengan nuestros pasos. Si damos pasos para TRASCENDER, seguro que iremos por buen camino. Iremos más allá de nuestras limitaciones. Pero cuidado, ya que un mal estado de vida, será el resultado de causas (pasos) malas, que hayan conducido al individuo a una situación que le provoque sufrimiento. Y en este sentido, es como se constituye una fuerza condicionante, que hace que los individuos tiendan a un determinado estado de vida, para tener un bajo nivel o un elevado nivel de vida. Ello dependerá de sus acciones cotidianas. Y si nuestra actividad “es buena”, nuestro ejemplo será “bueno”, nos hará TRASCENDER positivamente, y dejará nuestra “huella” provechosa.. nuestro olor será agradable, beneficioso...

Es por ello que no podemos entender la TRASCENDENCIA positiva en ausencia de la Ética, entendida ella como la parte moral del hombre. La Ética es, en rigor, una disciplina que tiene como objeto, no solo la descripción y de reflexión sobre las acciones morales del hombre, de los actos humanos, sino que es en si. es un estilo, un hábito y una forma de vida. La ética se fundamenta en cuanto a que es “la filosofía de la moral” del hombre. La Ética trata de las correctas obligaciones del hombre, como normas morales que rigen la conducta humana.

Nuestras limitaciones
El ser humano en su dimensión material comparte con el universo, aquellos límites que marcan las leyes cósmicas, las del espacio-tiempo y energía. Y su TRASCENDENCIA en esa dimensión, aunque hoy nos muestre sorprendentes avances, pues todavía se encuentra bastante limitada. Aún seguimos necesitando un espacio físico para situar nuestro cuerpo, aire para respirar, alimento para vivir, ropa para vestir y un hogar para habitar, recursos para atender nuestras necesidades biológicas y recursos para preservar nuestra salud, precisamos nacer, crecer, e ineludiblemente que nos enfermaremos y que moriremos. Y en muchos aspectos parece que aún no podemos salir de la caverna. Somos en ese aspecto insignificantes. Hoy por hoy, por ejemplo, trasladarnos de un lugar a otro, aun sigue siendo bastante limitado, porque aunque nos asombren los avances y la velocidad de como podemos hacerlo, en realidad, la verdad es que nuestros confines siguen siendo bastante estrechos, y nuestros esfuerzos por ir más lejos, aún siguen siendo limitados. O sea nuestras posibilidades de trascender, de ir más allá, en esta dimensión física humana, pues siguen siendo bastante reducidas.

Nuestras posibilidades
Pero acontece que el ser humano posee (según nos parece por lo que sabemos, que es una exclusividad nuestra), contamos con otra enorme dimensión, que es la dimensión mental-espiritual que poseemos y es la que nos distingue como “Reyes de la Creación”. O sea que contamos con pensamientos propios y con un alma inmortal. Y en esta extensión, en esa dimensión, es donde sí que podemos, y es más, donde sí que debemos, TRASCENDER. Y así tal como la humanidad ha desarrollado capacidades para sortear múltiples dificultades de su existencia terrena, al ir descubrir parte de la verdad, y hacerlo de manera provechosa para su desarrollo, también es necesario, y también debemos caminar cada uno de nosotros mismos, en solitario, pero hacia adentro. Hacerlo cada uno en lo particular, hacia nuestro propio interior, hacia nuestro corazón, yendo hacia nuestras profundidades más recónditas, transitando por nuestro propio camino interno. Para TRASCENDER más allá de nuestros propios límites, Esto es TRASCENDER en nosotros mismos, ir más allá de nuestros propios límites...

Pero además sucede, que NO solamente necesitamos, sino que debemos, TRASCENDER también hacia los demás, hacia nuestro prójimo, ya sean compañeros de trabajo, nuestros hijos y familiares, nuestros descendientes, nuestros amigos y, porqué no, hasta también nuestros enemigos. Hacia nuestros iguales, estén presentes o sean los futuros. Dándoles lo mejor de nosotros mismos. TRASCENDER hacia ellos, legando lo mejor de nosotros mismos. TRASCENDER hacia nuestros congéneres dando nuestro ejemplo cotidiano, y dándoles nuestros conocimientos y quizá hasta nuestra sabiduría (si tuviéramos alguna). Con ello traspasaremos nuestros límites del espacio-tiempo. Si lo intentamos, quizá completemos nuestro círculo virtuoso de REALIZACIÓN humana, y lleguemos al sueño dorado de la humanidad, a la inmortalidad, y quizá hasta lleguemos a acercarnos a la entrada de la eternidad. Haciendo así que nuestra misión en esta vida, realmente se proyecte y que perdure en los demás, llegando más allá, fuera de propios nuestros límites físicos....

Conclusión
La ciencia y la tecnología han liberado al hombre de bastantes de sus ataduras físicas, y aunque aún tenga un largo camino por andar, esperemos que vayamos en el sendero correcto. Pero lo importante es que debemos y que necesitamos, manifestarnos mucho más allá de las apariencias del mundo, para estrechar más nuestra relación con Dios, como creador nuestro, y creador del universo, mediante acciones, conocimiento y devoción. Trascender hacia Él, y hacerlo como un perfume superior, digno, porque Él es el “fin último” del hombre.

 
http://www.goear.com/files/external.swf?file=aef97f6" type="application/x-shockwave-flash" wmode="transparent" quality="high" width="353" height="132">